Mark Knopfler en Pamplona. Hasta siempre, «old man».

En el momento de escribir este texto me doy cuenta de que el primer y último concierto (de momento) de mi vida, han tenido como protagonista a Mark Knopfler. En octubre de 1992 tuve la agridulce fortuna de estrenarme en esto de los conciertos despidiendo a Dire Straits en el estadio de La Romareda de Zaragoza. Y el viernes 5 de mayo de 2019 siempre lo recordaré como la (probablemente) última vez (en medio ha habido varias más) que pude disfrutar del talento de mi guitarrista favorito. Algo más de un cuarto de siglo de mi existencia taraceado en la madera de las guitarras de Mark Knopfler. Todo un privilegio.

Continúa leyendo Mark Knopfler en Pamplona. Hasta siempre, «old man».

La melancólica beligerancia de Nacho Vegas

Ha habido que esperar cuatro años desde su último trabajo de estudio, digamos largo («Resituación», Marxophone, 2014), para adentrarse en un nuevo disco de Nacho Vegas.  El título es un sugerente juego de palabras que predispone a las múltiples lecturas que estratifican las canciones de este intérprete, que se mueve entre el crooner tímido y el trovador lúcido y desengañado: Violética. Sus textos no son fáciles, nunca lo son en las canciones de Nacho Vegas. Exigen una escucha concentrada y respetuosa, implicando incluso más de un sentido, porque es en la epidermis donde se inicia el escalofrío que propicia la reflexión. El esfuerzo y el tiempo que necesitan para llegar a su fondo son un desafío infrecuente en el momento que nos ha tocado (o nos hemos empeñado en) vivir, donde los mensajes son directos y cuanto más simplificados para su digestión, mejor.

Continúa leyendo La melancólica beligerancia de Nacho Vegas

Nat Simons – Lights Tour. Botas hechas para caminar.

Igual que la red de arrugas que la experiencia va imprimiendo en un rostro, los pliegues del empeine de unas botas son el mapa de un territorio vital. No conviene disimularlas porque definen personalidades únicas. Y las botas que Nat Simons luce sobre el escenario son evidencia de un largo recorrido. Los roces en el filo de las suelas hablan de un camino, de un viaje de búsqueda que llevó a su propietaria hasta los bosques de Carolina del Norte para trabajar mano a mano con Gary Louris (de The Jayhawks, ese gran grupo que quizá llegó un par de décadas tarde) para facturar su último disco, Lights.

Lights llega después de Home on high (2013), Trouble man (EP de 2015) y de su colaboración en el western Stop over in hell (Víctor Matellano, 2017), que le valió una nominación al Goya a mejor canción original por Sometimes. No es poco camino para esta madrileña nacida en el 85 que, con su nuevo disco, ha consolidado su estatus de más notable representante del sonido americana de nuestro país.

Continúa leyendo Nat Simons – Lights Tour. Botas hechas para caminar.