El rencor del antihéroe

De sobra sabes que no eres ningún príncipe y que nunca lo serás, porque eso se hereda y tus padres tienen una frutería. Tampoco eres un pirata, ni un caballero andante, ni un astronauta, ni cazas vampiros. Solo eres un ni repetido hasta el infinito. Estás por debajo de la talla media y llevas unas gafas enormes que resbalan por tu nariz con el sudor. Y, para tu pesar, sudas mucho si te atascas con una ecuación o cuando te toca lucirte en clase de gimnasia. Lo tuyo no son los ejercicios: ni los de matemáticas ni los físicos. Más níes para tu colección. Tienes las piernas arqueadas y el culo gordo. Por eso les encanta perseguirte. No eres un héroe. No tienes madera y tampoco sabes donde conseguirla.

Continúa leyendo El rencor del antihéroe

Correr detrás de un perro

Relato premiado como finalista en el Concurso de «Cuentos de Aventuras» (#ZendaAventuras) de la web «Zenda Libros» fallado el 17 de mayo de 2019 por un jurado compuesto por: Juan Eslava-Galán, Espido Freire, Juan Gómez-Jurado, Paula Izquierdo y la agente literaria Palmira Vázquez.

Continúa leyendo Correr detrás de un perro

Mark Knopfler en Pamplona. Hasta siempre, «old man».

En el momento de escribir este texto me doy cuenta de que el primer y último concierto (de momento) de mi vida, han tenido como protagonista a Mark Knopfler. En octubre de 1992 tuve la agridulce fortuna de estrenarme en esto de los conciertos despidiendo a Dire Straits en el estadio de La Romareda de Zaragoza. Y el viernes 5 de mayo de 2019 siempre lo recordaré como la (probablemente) última vez (en medio ha habido varias más) que pude disfrutar del talento de mi guitarrista favorito. Algo más de un cuarto de siglo de mi existencia taraceado en la madera de las guitarras de Mark Knopfler. Todo un privilegio.

Continúa leyendo Mark Knopfler en Pamplona. Hasta siempre, «old man».

Una (pre)historia de España: Altamira

Son tiempos de frío. De un frío primigenio que favorece el aprendizaje, la evolución y que las culturas se sucedan —del Solutrense al Magdalaniense y luego al Aziliense que está por llegar—, sin suprimirse por cuestión de credos o coronas. Eso vendrá con el nombre de Ishapan.

Continúa leyendo Una (pre)historia de España: Altamira

1971. De paquetes y pacatos

Aquella tarde de 1971 el censor de la Dirección General de Cultura Popular y Espectáculos del Ministerio de Turismo no debió tener demasiadas dudas.

Continúa leyendo 1971. De paquetes y pacatos

El caso de la escritora rechazada

Londres, 5 de febrero de 1921.

Querida prima Amelia,

No puedo estar más orgulloso de ti. Resulta que mi primita Amy, con la que antes de ayer andaba decapitando los macizos de peonías de la tía Mildred, se ha convertido en una de las primeras graduadas en Oxford. Tarde o temprano las puertas de la Universidad tenían que abrirse para mujeres como tú. Era incomprensible que pudieras asistir y examinarte como oyente sin tener derecho al título. ¡Pero si tus calificaciones eran siempre mejores que las mías y aguantabas despierta las conferencias de mister Collingwood sobre Beowulf y Widsith! Espero que ahora, ya graduada, tu solicitud para entrar de ayudante en Saint Hugh College obtenga una respuesta favorable. ¡Quizá llegues a ser la primera profesora de Oxford! Te honra no recurrir a la influencia del tío Chester, aunque fíjate en mí: sigo ejerciendo de lector en la editorial de mister Ogilvie por no aceptar el puesto en el periódico para el que me recomendó tu padre.

Continúa leyendo El caso de la escritora rechazada

Jaime Urrutia… Esa voz.

Jaime Urrutia y Los Corsarios + Yago y Los Olvidados (Teatro de Las Esquinas de Zaragoza, 22 de febrero de 2019)

La del pasado viernes 22 de febrero era la segunda visita de Jaime Urrutia a Zaragoza en menos de un año. La anterior, en abril de 2018, coincidió con la Final de la Copa del Rey entre el Sevilla y el Barcelona y registró una entrada más que respetable a pesar de tan exigente contraprogramación. En aquella ocasión el maestro Urrutia ofreció un espectáculo de corte acústico (bautizado Al natural por el artista ajustando la nomenclatura a su querencia taurina) en formato trío, acompañado por Esteban Hirschfeld (histórico refuerzo de Gabinete Caligari) en los teclados y programación, y Juan Carlos Sotos (cuya canción Domingos raros ha aparecido en la reciente y exitosa película de Asghar Farhadi Todos lo saben) a la guitarra. No deja duda del éxito de aquella cita el hecho de que la ciudad de Zaragoza lo recibiera tan pronto de vuelta y, esta vez, con banda completa para desplegar el potencial más rockero de su repertorio. El viernes en el polivalente Teatro de Las Esquinas se sumaban al trío Juan Luis Ambite (bajo) y Javi Sevilla (batería y percusión), en una excelente demostración de fondo y forma con el cartel de «entradas agotadas».

Continúa leyendo Jaime Urrutia… Esa voz.

Nat Simons… las luces se desvanecen

Cuando una luz se extingue deja en nuestra retina un destello que perdura y nos hace parpadear algo confusos por perder lo que, sin darnos cuenta de manera consciente, tanto bien nos hacía. El mismo efecto nos provocó Nat Simons al terminar el concierto del viernes 7 de febrero en la Sala BUT de Madrid, con el que puso fin a la gira de su segundo álbum Lights. Si la propuesta musical de Simons ya es sugerente en sí misma — construída en torno al imaginario épico de una Norteamérica profunda y mitológica surcada de bosques, llanuras y secondary roads, y sostenida por una voz adiestrada y tan delicada como enérgica si el mensaje lo requiere— , el componente emocional de despedida prometía una noche de las que se perpetúan en la memoria de quienes tienen la suerte de vivirla.

Continúa leyendo Nat Simons… las luces se desvanecen