Johnny Hallyday. 75 anniversaire

El 6 de junio de 1944 el ejército estadounidense tomaba la playa de Omaha, en un ataque coordinado con tropas inglesas y canadienses que recuperó la costa de Normandía desbaratando el Muro Atlántico de Rommel. Aquella operación propició el avance aliado hacia el este de Francia y la apertura de un segundo frente que descompuso la estrategia del Tercer Reich. Empezaba la liberación de Francia y el final del nazismo en Europa.

Poco menos de un año antes nacía en el distrito 9 de la todavía ocupada ciudad de París un niño que también tendría sueños de libertad inspirados por, precisamente, los mitos y la iconografía norteamericanos. Fue bautizado como Jean-Philippe Léo Smet, pero sería otro nombre el que lo convertiría en los sesenta en pieza fundamental de otra liberación (más simbólica) que derribó muros morales y sociales: lo hizo primero bajo el título de príncipe del tumulto y, pronto, con el meteóricamente adquirido estatus de ídolo de la juventud francesa.

Todavía era un niño cuando Jean-Philippe Leó Smet acompañó a su tía a Marnes-la-Coquette (en los Altos del Sena) para atender la invitación a compartir un desayuno con Maurice Chevalier. Después de una selección de patés cubiertos con gruyère, el maître propuso la salida de los quesos, a lo que Chevalier protestó: “Eso no puede ser, ya teníamos queso con los patés”. Luego se dirigió al pequeño Jean-Philippe y le dijo unas palabras que quedarían grabadas para siempre en su memoria: “Debes preocuparte de la entrada y salida del escenario, en medio solo es cuestión de cantar”. Nunca olvidó el consejo y siempre lo puso en práctica a la hora de diseñar sus espectáculos para no repetirse, no defraudar y no dejar jamás de sorprender.

Continúa leyendo Johnny Hallyday. 75 anniversaire

Fin de año con Elvis Presley: propósitos y últimas oportunidades

Elvis Presley siempre manifestó su predilección por la Navidad entre otras celebraciones.

En esas fechas Elvis favorecía la reunión de su círculo más íntimo (aunque sabido es que nunca se distanciaba demasiado de él), cuidaba de la decoración de su mansión en Memphis y aseguraba la presencia de regalos en torno al árbol. Elvis también publicó dos álbumes de temática estrictamente navideña (“Elvis’ Christmas Album” para RCA en 1957 y “The wonderful world of Christmas” también para RCA en 1971), se prestaba a participar en delirantes montajes fotográficos para felicitaciones pergeñadas por el Coronel Tom Parker y, en ocasiones, la canción Blue Christmas se colaba en su repertorio en directo incluso en meses completamente ajenos a la Navidad.

Continúa leyendo Fin de año con Elvis Presley: propósitos y últimas oportunidades